Residencia de estudiantes

Actitudes

1.- Respecto:

  • Respetar a todas las personas.
  • Respetar escrupulosamente el horario.
  • Respetar y cuidar el mobiliario.

2.- Educación:

  • Ser educados y corteses en la mesa, en la sala de estar…
  • Cuidar el lenguaje y la educación a la hora de hablar y comportarse.
  • Cuidar el saludo con los que te encuentres.

3.- Puntualidad:

  • Ser puntual a las clases, comidas, estudio…
  • Ser puntual en el descanso.

4.- Responsabilidad:

  • Ser responsable con tus estudios.
  • Ser responsable con tu habitación.
  • Ser responsable con tu limpieza, tu ropa personal, y tu material…


Horarios:

  • 7:00 Levantarse
  • 7:30 Desayuno
  • 8:00 Clases
  • 14:30 Comida
  • 16:00 a 17:30 Estudio vigilado
  • 17:30 a 18:15 Descanso-merienda
  • 18:15 a 20:15 Estudio vigilado
  • 20:30 Cena

Tiempo libre dentro del internado o en su habitación.

Durante la semana se potenciará, dependiendo de los gustos personales, el

deporte, las salidas culturales…




Objetivos de la residencia

La residencia de estudiantes quiere crear en sus residentes hábitos de responsabilidad, seriedad en el estudio y madurez personal. Todo desde una actitud de diálogo y comprensión.

Crearemos un clima de respeto, confianza, sinceridad y acogida, base del trato personal y de la buena convivencia, siendo valores de máxima importancia en la residencia.

Todos los alumnos tendrán tres meses el primer trimestre de adaptación y de no tener una valoración favorable por parte del Equipo de Educadores terminarán su estancia en el internado al finalizar este período de tiempo.

Normas de la residencia

Los residentes deben participar activamente en el funcionamiento del Centro: participando en las actividades que se proponen (salidas, excursiones, deporte, grupos…

Es obligación de los residentes mantener un orden de sus cosas personales y del resto de los objetos o mobiliario que están a su servicio, mantener limpias las zonas propias y comunes diariamente. Los desperfectos causados por negligencia o malevolencia serán abonados por el causante de los mismos.

La puntualidad es un valor de máxima importancia en la residencia. Tienen la obligación de ser estrictos en el cumplimiento de los horarios. Si hay impuntualidad debe estar justificada con anterioridad.

Los alumnos deberán desplazarse por el interior del Internado con corrección, y orden, debiéndose abstener de carreras y gritos.

Está permitido el uso o tenencia de teléfonos móviles y/o tablets, siempre y cuando se demuestre una madurez y responsabilidad en su utilización.

No está permitido fumar, ni el consumo o tenencia de bebidas alcohólicas, ni cualquier otra sustancia nociva para la salud, que conllevan a recurrir a la prueba de consumo de estupefacientes o sustancias nocivas y a la expulsión inmediata.

No está permitido tener posesión de objetos que se consideren peligrosos o de uso indebido.


Falsificar cualquier documento, firma o comunicación se tomará como conducta contraria a las normas de convivencia del internado.

Queda prohibido tomar fotografías, videos o similar del Centro, personal del mismo u otros residentes, así como colgarlos en la red, siendo una falta muy grave y que consta en las leyes españolas.

Se respetarán escrupulosamente las horas de estudio y de descanso.

No se podrá realizar ninguna actividad, ajena a la establecida por la programación del Internado, respetándose los horarios y las indicaciones de profesores, formadores, educadores o personas responsables del cuidado y bienestar del Centro.

El alumno no podrá tener en el Internado objetos de valor y si es así por motivos justificados, deberá tener el permiso de sus padres y del educador correspondiente. El internado no se responsabiliza de los objetos de valor que puedan

desaparecer.

Los residentes no pueden recibir visitas salvo la de sus padres o familiares autorizados por ellos y siempre con previo aviso al educador correspondiente, para no interferir en las horas de estudio.

El personal autorizado podrá inspeccionar las distintas habitaciones y zonas comunes cuando lo estime conveniente, en presencia de los titulares o en su caso en ausencia de éstos.

El alumno/a deberá ajustar sus salidas y entradas al horario establecido.

Cuando un interno esté enfermo deberá comunicar esta circunstancia al educador. Bajo ningún concepto estará permitida la falta a clase por motivos de enfermedad que no haya sido avisada al educador.

Todo Alumno/a puede perder su condición de tal, y perdería la fianza depositada a principio de curso por lo siguiente:

• Morosidad, falta muy grave o reiteración en faltas graves;

• Dificultad notoria de integración, convivencia o respeto;

• Enfermedad adquirida o no detectada con anterioridad para desenvolverse con autonomía;

• Rendimiento o valoración académica de la dirección;

• Baja en el internado propia por otros motivos;

• Después de los tres primeros meses de valoración del equipo de educadores ó

• Cuando éste lo estime oportuno por repercutir en el buen funcionamiento del grupo en cualquier momento del curso.